Home > Obedezca

Febrero 23. Modifiquen constantemente su vida.

2 Cor. 13:11 Por lo demás, hermanos, tened gozo, perfeccionaos~~.

     Los padres a menudo les quieren decir a sus hijos, “¡Maduren!” Sin embargo, algunas cosas toman tiempo y paciente instrucción. El mandamiento en el tiempo presente progresivo es, “Estén continuamente perfeccionándose,” que traduce a la palabra katartizo, “ajustar, corregir, enmendar, terminar, o arreglar a sus condiciones adecuadas.” Es utilizado en Mt.4:21 para describir el proceso del arreglo de las redes de los pescadores y metafóricamente el proceso de restaurar a una persona del error (Gal.6:1). Pablo llama a toda la iglesia (el verbo es en plural) a ajustarse o conformarse a la Palabra de Dios. La integridad espiritual viene cuando la iglesia, como un cuerpo, y también individualmente, se compromete a aprender y vivir conformándose completamente a la Palabra de Dios y a Sus mandamientos.
Pablo a menudo terminaba sus cartas con una pequeña lista de mandamientos o exhortaciones que el Espíritu de Dios le había dirigido para que dé a las iglesias como en Colosenses 4:2-6 (perseverar en la oración, hablar con valentía el evangelio, andar sabiamente con los no-creyentes, redimir el tiempo, hablar con gracia sazonando con sal las respuestas) o en 1 Tesalonicenses 5:12-22 (respeten a sus líderes, estén en paz, adviertan a los indisciplinados, conforten a los desalentados, ayuden a los débiles, sean pacientes, rechacen la venganza, busquen la amabilidad los unos con los otros, alégrense siempre, oren sin cesar, sean agradecidos, no apaguen al Espíritu, no se mofen de las profecías, examinen todo y aléjense de todo tipo de mal). Es difícil acordarse de todas estas cosas, por eso debemos estar constantemente trayendo a cada una de ellas a la memoria. En las epístolas se nos manda 29 veces a acordarnos constantemente de estas cosas. Pedro escribió que “podáis en todo momento tener memoria de estas cosas.” (2 Ped. 1:15).
Pablo les había ya enseñado y advertido a los Corintios lo que tenían que hacer. Lo único que debían hacer era escuchar sus instrucciones y tomar seriamente sus mandamientos. Él les dijo, “Si alguno se cree profeta, o espiritual, reconozca que lo que os escribo son mandamientos del Señor.” (1 Cor. 14:37).
La iglesia y sus miembros deben tomar los mandamientos con seriedad. A esto se le llama integridad. Mientras los individuos crecen en la gracia ellos deben constantemente revisar sus prioridades y valores, asegurarse de pensar bíblicamente, arreglar cualquier área que se desvía de Sus mandamientos y restaurar así la integridad espiritual. Debemos lidiar con los pecados entre nosotros, especialmente teniendo relaciones transparentes. El conocimiento bíblico debe incrementarse mediante la práctica y el compartir de todo lo que aprendemos. La apatía, indiferencia y vagancia deben convertirse en un apasionado servicio al tiempo que nos exhortamos los unos a los otros. Pablo les escribió a los Tesalonicenses que él podía ayudarles a “completar lo que falte a vuestra fe” (1 Tes.3:10), es decir, tener una obediencia más completa.
Un autor dice que, “El evangelismo poderoso es una consecuencia de la integridad espiritual; es el flujo natural de una iglesia que está en santa armonía con la voluntad de Dios.” Oren para que Dios les dé hoy la gracia para conformar su vida a todo lo que conocen de Sus mandamientos y llevar a otros a hacer lo mismo. ¡No hagas que Él te tenga que decir dos veces!

Para poner en práctica este mandamiento hoy, voy a …
Traducido por Diego Gómezjurado Avila.



Si desea recibir un año de estudios bíblicos diarios de todos los mandamientos, pida su copia del libro "Siguiendo Sus Sendas" de Branches Publications, o puede descargar gratis el App para Android Smartphones que aparece en el encabezado de esta página.