Home > Obedezca

Mayo 22. No te angusties. Cree en Cristo.

Juan 14:1 “No dejen que su corazón se desanime~|. Creéis en Dios, creed también en Mí.

Esta iba a ser la última vez que compartirían una comida juntos en esta tierra, pero los discípulos no lo sabían.  De hecho, los discípulos se preguntaban si este era el momento en que Jesús anunciaría sus gloriosas intenciones como Mesías.  El había acabado de decir “Ahora el Hijo del Hombre es glorificado, y Dios es glorificado en Él” (13:31).  Esto debió haber emocionado a los discípulos, que no se daban cuenta de que, para Jesús, Su glorificación significaba Su crucifixión, no Su coronación.  Se refirió al desacuerdo que tendrían ellos cuando dijo, “Hijitos, yo estaré con ustedes por un poco más de tiempo” (13:33). ¿Qué?

Puedes escucharles diciéndose: “¿Qué quieres decir? Apenas estamos listos para comenzar”.  De hecho, Pedro dijo, “Señor, ¿por qué no te puedo seguir ahora? Yo dejaría todo por seguirte (13:37).  Él miró a Pedro y le dijo, “¿Darías tu vida por seguirme?  Te digo, el gallo no cantará hasta que me hayas negado tres veces” (13:38).  ¿Te puedes imaginar el shock y la desilusión?  Jesús recién les había dicho que uno de ellos le iba a traicionar esa noche (13:21-25). ¿Estaba Jesús diciendo: Pedro tú eres el traidor?  ¡Cómo debe haber dolido eso! Todos ellos estaban aturdidos y desanimados.

Nada funciona de la manera como lo deseamos.  Tendemos a soñar que gloria es grandeza, importancia y poder, siendo que cuando Jesús habló de glorificar al Padre, se estaba refiriendo a una cruz (12:23-25), a morir a la ganancia personal dando su vida en beneficio de otros.  El fruto espiritual a menudo es el resultado de una inversión sacrificial e importante en otros, sin beneficio personal, o sin que ni siquiera se sepa lo que has hecho, ya que las vidas son cambiadas cuando apuntan a Cristo (no a ti).

En medio de esa noche tan emocional (Juan 13-17), en la que recién había anunciado tanto su partida como  la negación inicial de Pedro, Jesús anunció que Él iba al Padre a preparar un lugar y una recepción especiales para ellos,  cuando hayan cumplido el propósito de sus vidas.  Ese sería el tiempo para glorificar al Padre.   El les había dicho que Satanás trabajaba en las mentes de ellos (Lucas 22:31-32), y que todos ellos lo abandonarían (Mateo 25:31).  Después de tres cortos años, Jesús estaba dejando a estos hombres que tenían veinte y pico de años para que continúen solos.

Les dijo:  “No dejen que sus corazones se desanimen” (tiempo presente negativo imperativo).  Esto se traduce de tarasso, “sacudidos, aproblemados, agitados”.  Este mandamiento implica que cada creyente es personalmente responsable por la condición de su corazón.  (“dejen que su corazón guarde mis mandamientos”, Prov. 3:1: “Sobre todas las cosas cuida tu corazón, porque éste determina el rumbo de tu vida”, Prov. 4:23).  Son pensamientos errados, por ejemplo, los pensamientos egoístas y las ilusiones de grandeza personal, ya que esos pensamientos nos dirigen a la desilusión.  Esa desilusión  provoca una reacción que emocionalmente lleva al desacuerdo.  Satanás percibe esto y engaña al creyente con auto conmiseración y amargura contra Dios.

La solución: “Continuamente creyendo (confiando) en Mí”.  Descansa en Mi propósito en todas las circunstancias de tu vida.  Mantente con fe en Mis propósitos, no importa cuáles estos sean, aún hasta la cruz.

Para poner en práctica este mandamiento hoy, voy a ….

 



Si desea recibir un año de estudios bíblicos diarios de todos los mandamientos, pida su copia del libro "Siguiendo Sus Sendas" de Branches Publications, o puede descargar gratis el App para Android Smartphones que aparece en el encabezado de esta página.