Home > Obedezca

Agosto 18. Sean imitadores de Dios.

Efesios 5:1 Sed,~~ pues, imitadores de Dios como hijos amados.

    El comportamiento de una persona distorsiona la opinión acerca de su Dios. Si esta persona piensa que Dios tiene una actitud débil o indiferente hacia el pecado, entonces él/ella tendrá esa misma actitud. Si el dios de un hombre es su propia persona, entonces él será narcisista. De la manera como defina a su Dios tiene vital importancia porque marcará su forma de vivir. Para el creyente, la forma de percibir la naturaleza de Dios tiene un papel crítico en su madurez espiritual, ya que llegará a ser como piensa que Dios es.

Pablo había concluido el capítulo 4 con una serie de mandamientos que tienen sus bases en la naturaleza de Dios. Nuestro verso comienza con “Sed pues” lo cual se refiere a los versículos previos: “Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia. Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo” (Ef. 4:31-32).

Debemos perdonarnos los unos a los otros, principalmente porque Dios en Cristo nos ha perdonado a nosotros. Al ser el perdón la prueba principal del amor de Dios, también se convertirá en la evidencia más convincente de nuestro amor por otros. A través del poder del Espíritu que mora en nosotros, Su naturaleza debe llegar a ser nuestra naturaleza y el patrón para nuestras vidas. “Estad continuamente siendo imitadores de Dios” (mimetes), que significa un “seguidor o mimo”. Pablo había comenzado sus exhortaciones con el mandamiento de “vestíos del nuevo hombre, creado según Dios” (4:24) o, a la imagen de la naturaleza de Dios.

En el 5:2, la imitación de Dios cambia hacia la imitación de Cristo: “Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante.” Esto se convierte en la fuerza motivadora de cómo El espera que nosotros nos sacrifiquemos en beneficio de otros.

Al haber sido los creyentes adoptados en la familia de Dios (Ef. 1:5), ellos deberían mostrar una familia parecida. Sólo tiene sentido que el hijo amado de Dios quiera llegar a ser como su Padre amoroso. Esta nueva relación no solo requiere de la asimilación de sus características, sino que también está capacitada para llevarlas a cabo, a través del poder del Espíritu y de lo que describe la Palabra en cuanto a Su naturaleza.

Un autor describe un fenómeno descubierto por científicos del comportamiento al cual llaman “impresión”, que ocurre en el desarrollo temprano de ciertos animales. En las etapas de desarrollo, en el momento en que un animal joven es expuesto a otro animal o persona, este animal joven lo ve como su “padre”. Pablo está ordenándonos a caminar tan cerca de Dios que se imprima en nosotros Su naturaleza como Creador-Salvador amoroso, sacrificial, cuidadoso, desprendido.

El propósito de Dios al traernos salvación tiene dos lados: Redimirnos del pecado y de todas sus consecuencias; y segundo, conformarnos “a la imagen de Su Hijo” (Rom 8:29). La esperanza bendita de los creyentes es que: “sabemos que cuando él se manifiesta, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es.” (1 Jn.3:2). Si lo deseamos, podemos conformarnos a todo lo que sabemos de El, lo cual está descrito en Su Palabra. ¿Cuánto yo deseo, realmente, ser como Dios es?

Para poner en práctica este mandamiento hoy, voy a …



Si desea recibir un año de estudios bíblicos diarios de todos los mandamientos, pida su copia del libro "Siguiendo Sus Sendas" de Branches Publications, o puede descargar gratis el App para Android Smartphones que aparece en el encabezado de esta página.