Home > Obedezca > Abril 8. Obedezcan a sus superiores.

Abril 8. Obedezcan a sus superiores.

Ef. 6:5-6 Siervos, obedeced~~ a vuestros amos terrenales con temor y temblor, con sencillez de vuestro corazón, como a Cristo; no sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a los hombres, sino como siervos de Cristo, de corazón haciendo la voluntad de Dios.

     A veces existen principios generales que dan la base para mandamientos subordinados que forman nuestro contexto de mandamientos individuales, especialmente cuando se trata de relaciones. Ef.5:21 NVI nos da la base para ese principio: “Someteos unos a otros en el temor de Dios.” Aunque ya no existe el esclavismo, el principio de la relación entre esclavos y amos puede ser aplicado a los empleados y empleadores.
     Los conflictos en los empleos ocurren en todas las sociedades, y cada persona que forma parte del conflicto acusa a la otra parte de egoísmos, indiferencia hacia los demás, y mala gana al intentar de resolver el conflicto. Cada grupo intenta tener más beneficios sin esfuerzo, acaparar todo lo que puede, y los dos asumen que el otro frena la solución.
     Mientras crece la compañía, también crece la codicia de beneficios/productividad. Al concederse las demandas de sueldos más altos, se adquiere posesiones que solo requieren mayor incremento salarial. Es un ciclo insaciable. El poder, el control y la codicia producen conflictos.
     La base de toda relación es la confianza mutua. Pablo les dijo a los esclavos que se habían convertido al Cristianismo que entiendan cómo su nueva fe implica una nueva actitud hacia otros, en especial hacia sus “amos terrenales”.
     El enfoque del NT no es el de cambiar a las sociedades humanas o de promover revoluciones. Al contrario, se enfoca en los individuos y sus actitudes de corazón en cualquier circunstancia, especialmente en la iglesia. Cuando las instrucciones de Dios son obedecidas, todas las relaciones mejoran, pero cuando se las ignora, cualquier relación se deteriora. Cada aspecto de la relación debe ser abordado individualmente, y cada uno debe lidiar con su propia obediencia sin importar cuál sea la respuesta de la otra parte.
     Los esclavos debían ser “continuamente obedientes” a sus amos, especialmente al ser creyentes. La única excepción era cuando eran obligados a hacer algo inmoral, idólatra o ilegal. Pedro aclaró que esto incluía a todos los amos “no solamente a los buenos y afables, sino también a los difíciles de soportar. Porque esto merece aprobación, si… sufre molestia padeciendo injustamente.” (1 Pe. 2:18-19).
     Ser un Cristiano que sigue los principios de Dios siempre debería resultar en un mejor trabajador; más productivo y diligente, confiable y agradable. Tito añade que los subordinados “agraden en todo, que no sean respondones; no defraudando, sino mostrándose fieles en todo, para que en todo adornen la doctrina de Dios nuestro Salvador.” (Tit.2:9-10). Como creyentes, llevamos la carga de la reputación de Dios manifestada en nuestro comportamiento. El campo laboral del creyente es su campo de servicio y principal plataforma para impactar a los no creyentes. Sigan pensando bíblicamente como sirviendo al Señor Mismo, y pruébense a sí mismos para que sean productivos y sumisos. Esta es la forma como Cristo honra la seguridad laboral.

Salmos 119:35, “Guíame por la senda de tus mandamientos, porque en ella tengo mi voluntad.”

Traducido por Diego Gomezjurado Avila



Si desea recibir un año de estudios bíblicos diarios de todos los mandamientos, pida su copia del libro "Siguiendo Sus Sendas" de Branches Publications, o puede descargar gratis el App para Android Smartphones que aparece en el encabezado de esta página.

Leave a Reply