Home > Obedezca > Mayo 15. No formen pareja con no creyentes.

Mayo 15. No formen pareja con no creyentes.

2 Cor 6:14 No os unáis~| en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?

Convertirse en un Cristiano bíblico no se logra meramente repitiendo una oración o recitando un credo; más bien es una perspectiva global diferente que inevitablemente afecta a todos los aspectos de la vida. Pablo describió al nuevo creyente así: “nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas” (5:17). El creyente está ahora en un campo completamente nuevo de la realidad, con nuevos valores, creencias, guías para la vida, propósito, actitudes, motivos y esperanza. Todo distinto a lo del mundo no salvo.

Cualquier acuerdo entre estas dos cosmovisiones puede ser únicamente temporal y externo. Tal vez seamos parte de la misma familia, trabajemos juntos en el mercado, seamos vecinos, y tengamos algunos intereses comunes, hobbies o entusiasmo por un deporte; sin embargo, en los niveles espirituales y de afecto vivimos en dos mundos completamente diferentes. A los creyentes se les dice, “No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él” (1 Juan 2:15). Las relaciones con el mundo de los no creyentes deben ser limitadas, teniendo la esperanza de que puedan llegar a ser redimidos o tengan apertura al mensaje del evangelio.

Los Corintios tenían problemas en cortar su pasado pagano e idólatra, y traían sus experiencias inmorales a su estilo de vida Cristiano. Los falsos profetas y las asociaciones paganas habían traído una forma sincretista del cristianismo que mezclaba el misticismo pagano, el legalismo Judío y la moralidad secular conformando así una iglesia ecuménica. La separación era la única alternativa.

Esta separación no podía ser absoluta, como Pablo explica en 1 Cor.5:10, “no absolutamente (asociarse) con los fornicarios de este mundo, o con los avaros, o con los ladrones, o con los idólatras; pues en tal caso os sería necesario salir del mundo.” Tal separación eliminaría la posibilidad de ganar a los perdidos para Cristo.

El mandamiento negativo presente indica “dejar de juntarse con los no creyentes,” y se deriva de la sabiduría agrícola y de un mandamiento del Antiguo Testamento: “No ararás con buey y con asno juntamente.” (Deut.22:10). Todo acerca de esos dos animales es diferente, haciendo imposible la efectividad. Nuestro texto no trata explícitamente del matrimonio, sin embargo está implícita la aplicación a los matrimonios mixtos.

El contexto se enfoca en no crear relaciones vinculantes con grupos religiosos o individuos no Cristianos, especialmente para causas en común, ya que esto puede abrir la puerta al engaño satánico o a la influencia del mundo. Eso comunicaría erróneamente al sistema religioso falso que ellos están en lo correcto. Las preguntas redundantes que siguen indican que no hay “comunión” (participar mutuo de la justicia, compartir o participar en la luz) con los no creyentes. Jesús era amigable y ayudador con todos, pero los confrontaba a todos ellos con la verdad y los desafiaba a seguirle solo a Él. Jesús debe ser siempre el punto de separación. ¿Estás dispuesto a hacer de Jesús el tema principal?

Para poner en práctica este mandamiento hoy, voy a ….

Traducido por Diego Gómezjurado Avila



Si desea recibir un año de estudios bíblicos diarios de todos los mandamientos, pida su copia del libro "Siguiendo Sus Sendas" de Branches Publications, o puede descargar gratis el App para Android Smartphones que aparece en el encabezado de esta página.

Leave a Reply